Lunes nutritivos

Qué mejor manera de transformar los odiosos lunes en días de sabor y color, que utilizar la alimentación para cuidarte y comenzar la semana con energía y salud. Adelgazar, o cuidarte y comer bien, no es aburrido ni monótono. La dieta mediterránea te ofrece infinidad de combinaciones para que te diviertas tanto cocinando como comiendo. Ahora solo te falta desarrollar tu creatividad.

Lunes nutritivos

LUNES NUTRITIVOS

La mala fama de los lunes no afecta al día en sí, lo peor es que su larga sombra invade, sin piedad, los domingos por la tarde en la mente de la mayoría de la gente de bien. Por lo que la semana no empieza con muy buen pie mental. Y esta misma situación, si no haces nada por evitarlo, se repite, semana tras semana, el resto de tu vida. Salvo, claro está, los, tan escasos, lunes festivos.

Ahora está en tu mano convertirlo en un buen día, o, si no eres muy ambicioso, por lo menos en un día más, como el resto de la semana. Y yo te propongo que lo hagas por medio de la alimentación, que es, junto al sexo, uno de los mayores motivadores que existen.

Ponle diversión a la vida

En primer lugar ponle  un nombre divertido al día: los lunes de color, día del sabor, lo que se te ocurra y te haga lucir una sonrisa. De esta manera la mente comienza a crear nuevas conexiones y con el tiempo generará un concepto del lunes muy diferente del que tienes ahora.

Desayuna con alegría

Reserva tiempo para saborear un buen desayuno y si vas siempre con el tiempo justo, levántate diez minutos antes. Al principio puede resultar un poco pesado, pero con disciplina y constancia sentirás que vale la pena. La dieta mediterránea te da la oportunidad de cuidarte a la vez que saboreas estupendos manjares:

  • Tostada integral acariciada con aceite de oliva virgen extra.
  • Rodaja de tomate con ligero toque de cebollino.
  • Finas lonchas de jamón serrano, si es ibérico mejor que mejor.
  • Todo ello regado con media copita de vino, siempre que ya tomaras alcohol.

Para acabar una pieza de fruta, a ser posible lavada y sin pelar, para tomar todos sus nutrientes. Y la acompañamos de un puñadito de frutos secos para compensar el azúcar de la fruta y aportar grasas saludables.

No me dirás que no es un buen plan para dejar de considerar a los lunes el hermano feo de la semana y, a la vez, disfrutar de un desayuno sabroso y saludable.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Más info

aceptar